Estilos de Yoga

Yin Yoga:

Yin yoga es un estilo de yoga de ritmo lento con posturas o asanas que se mantienen durante períodos de tiempo más prolongados; para los principiantes, puede variar de 45 segundos a dos minutos; los practicantes más avanzados pueden permanecer en una asana durante cinco minutos o más. Las posturas de Yin yoga aplican un estrés moderado a los tejidos conectivos del cuerpo (tendones, fascia y ligamentos) con el objetivo de aumentar la circulación en las articulaciones y mejorar la flexibilidad. Un enfoque más meditativo del yoga, el yin tiene como objetivo cultivar la conciencia del silencio interior y sacar a la luz nuestras cualidades universales e interconectadas. La gran mayoría de las posturas de Yin Yoga se realizan en el suelo (sentado, arrodillado, boca abajo, supino) y hay muy pocas posturas de pie.

Hatha Yoga:

En Hatha Yoga obtendrás una introducción suave pero más tradicional a una gran variedad de posturas de yoga básicas y para principiantes. Probablemente no sudará en una clase de hatha yoga, pero debería terminar dejando la clase sintiéndose más largo, más suelto y más relajado. “Ha” significa Sol y “Tha” significa Luna, Hatha Yoga equilibra el aspecto Ying y Yang del Yoga, lo enérgico y lo pacífico. La forma tradicional de Hatha Yoga se caracteriza por mantener las posturas de yoga (asanas) durante un período prolongado de tiempo, seguido de un tiempo de relajación meditativa de la misma duración. Dentro de cada postura, hay un fuerte enfoque en la alineación correcta, la respiración adecuada y la concentración enfocada.

Ashtanga Yoga: Ashtanga (Vinyasa) Yoga es un estilo de yoga codificado y popularizado por K. Pattabhi Jois durante el siglo XX, que a menudo se promueve como una forma moderna de Power Yoga indio clásico. Ashtanga Yoga se caracteriza por la sincronización de la respiración y el movimiento, lo que significa que uno se mueve de una postura a otra con cada inhalación y exhalación, respectivamente. Una clase de Ashtanga Yoga sigue una secuencia estricta de poses y ofrece tres niveles diferentes de secuencias: para principiantes, intermedios y avanzados.

Aqua Yoga:

Aqua Yoga es el conjunto más completo de adaptaciones de las prácticas clásicas de yoga en el agua. Aqua Yoga ofrece los beneficios del estiramiento, la relajación y la respiración profunda con flotabilidad y resistencia al agua. Es accesible para todos independientemente de su edad, condición física, experiencia previa en yoga y competencia en natación. Desarrollado inicialmente como aqua-natal yoga, Aqua Yoga hace un uso completo de las propiedades del agua para aplicaciones de fitness, bienestar y terapéuticas.

Yoga corporativo:

El yoga corporativo, por definición, es cuando las empresas aprovechan las clases de yoga en sus entornos de oficina. Esto se ve como una contribución positiva para los empleados ya que tiene beneficios invaluables tales como: aumentar la salud general, mejorar la percepción de su trabajo, estimular la funcionalidad cerebral, por lo tanto producir un trabajo de mayor calidad, generalmente vigorizando la mente y el cuerpo para estimular y alentar un aura positiva alrededor de la fuerza laboral. Esta también es una buena forma de mejorar la formación de equipos.

Yoga para deportistas:

El yoga es para todos, incluidos los deportistas. El yoga trabaja en la fuerza, la flexibilidad, el equilibrio, la agilidad, la resistencia, el núcleo y la fuerza general, entre otras cosas. Cualquier atleta podría beneficiarse enormemente al agregar yoga a su entrenamiento. Ninguna cantidad de levantamiento de pesas con pesas libres le dará la fuerza que lo hará al sostener constantemente su propio peso corporal. La práctica de yoga aumenta la flexibilidad y la facilidad de movimiento, por lo que aumenta el rango de movimiento. La flexibilidad en general también ayuda a prevenir lesiones. Las posturas de equilibrio en el yoga mejoran el equilibrio general en todo lo que haces, evitando caídas y lesiones. La resistencia que te brinda la facilidad del yoga se presta a los deportes de resistencia como correr, triatlones y Iron Mans. Cuando aprende a sintonizarse con su cuerpo y su mente, todo puede ser una meditación, incluidos los deportes. El yoga también te ayuda a aprender a controlar tu ritmo: lento y constante, a largo plazo. Casi todo lo que haces en yoga trabaja en tu fuerza central. Un núcleo fuerte equivale a una espalda sana y un cuerpo sano. El yoga ayuda a fortalecer todos los pequeños músculos estabilizadores que las personas tienden a perder en otros entrenamientos físicos y son vitales para proteger las articulaciones y la columna (entre otras cosas). El yoga también ayuda a que los atletas vuelvan a estar juntos después de las lesiones. Nuevamente: estás sintonizando tu cuerpo y brindándole el cuidado que quiere y necesita. El yoga también alarga todos los músculos que los atletas pasan tanto tiempo contrayendo, por lo que es una gran contraacción.

Yoga para niños:

Los niños obtienen enormes beneficios del yoga. Físicamente, mejora su flexibilidad, fuerza, coordinación y conciencia corporal. Además, mejora su concentración y sensación de calma y relajación. Al hacer yoga, los niños hacen ejercicio, juegan, se conectan más profundamente con el yo interior y desarrollan una relación íntima con el mundo natural que los rodea. El yoga trae a la superficie esa maravillosa luz interior que todos los niños tienen. Cuando los niños aprenden técnicas para la salud propia, la relajación y la realización interior, pueden afrontar los desafíos de la vida con un poco más de facilidad. El yoga a una edad temprana fomenta la autoestima y la conciencia corporal con una actividad física que no es competitiva. Fomentar la cooperación y la compasión, en lugar de la oposición, es un gran regalo para nuestros hijos.

Meditación:

La meditación es una práctica donde usamos ciertas técnicas, para enfocar la mente en un objeto, pensamiento o actividad en particular, para lograr un estado mentalmente claro y emocionalmente tranquilo. La meditación se utiliza con el objetivo de reducir el estrés, la ansiedad, la depresión y el dolor, y aumentar la paz, la percepción y el bienestar. Hay una variedad de tipos de meditación que incluyen Yoga Nidra, Trataka y Meditaciones de Chakra.